27/8/17

Flavia Company: “Para irse de un lugar antes hay que volver”


Hace dos meses dejó España y aterrizó en Chile, desde entonces inició un periplo por distintos pueblos, solo con su mochila y su libreta de apuntes, mirando con ojos de observadora. Flavia Company (Buenos Aires 1963 y en 1973 se nacionaliza española), es una consagrada escritora, comprometida consigo misma que vino por tres días a Trujillo (Perú), pero se quedó una semana y, como se enamoró de la ciudad, promete regresar para escribir su próxima novela. De sus experiencias del viaje y la esencia de sus obras nos comparte en esta entrevista.

¿A qué edad empiezas a escribir?
Desde muy pequeña, luego lo alterné con mis estudios musicales, inclusive tuve presentaciones de mi poesía con piano, performances; además estudié Letras. De hecho, me costó elegir entre la música y la literatura.

¿Cuál fue tu primera obra?
La primera novela que escribí fue a los 17 años y la publiqué años después, al terminar mi carrera de Letras, cuando busqué trabajo en una revista literaria, cuyo director, dueño de la editorial Montesinos (España), Miguel Riera, me preguntó si sabía escribir y me pidió algo de lo que había escrito. Y me acordé que tenía terminada esa novela de 60 páginas, tipiada en mi máquina Olivetti. Luego que se la entregué viajó a Argentina y desde el hotel Colón de Buenos Aires me remitió una carta diciéndome: “trabajo en la revista no te puedo dar, pero puedo publicar tu novela”. Así empezó todo, yo no había pensado publicar porque era muy joven (22 años).

¿De qué trata esa novela?
Es una historia sobre una mujer viajera que en unos cursos de Antropología y Arqueología conoce una amiga y le propone hacer un viaje por 17 países, pero le hace firmar un contrato para asegurarse que no se desanime. Eso genera una discusión porque la otra no quiere y ella le insiste. Es una especie del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, una doble personalidad; pero no deja de ser una novela curiosa para alguien tan joven- En setiembre del año pasado fue reeditada.

¿Eso significa que desde chica estuviste vinculada a los viajes?
Al fin de cuentas soy nieta de inmigrantes catalanes y argentinos. A los 9 años me hicieron un viaje descalabrante porque yo no lo elegí. Mis padres lo decidieron y yo era una valija, no me quería ir. Entonces mi primer viaje fue muy traumático y, de hecho, siempre estoy regresando a Argentina, hasta ahora porque también dicto clases.

Para ti ¿qué es viajar?
Los viajes se parecen mucho, en mi caso, al viaje interior, en el sentido que es un proceso de conocimiento, aceptación, relación, introspección, silencio y conocimiento de los limites propios y ajenos. Es una escuela de aprendizaje respecto de uno mismo, de enfrentarse a lo que no quieres, asumes, te integras, luchas contra el hábito.

¿Y el viaje interior?
En el viaje interior luchas contra las creencias, que son tan dañinas porque son el final de los conocimientos.

¿Los paradigmas?
Exactamente. Te permite desaprender, conocer otros modos de…y desaprender los propios. Y respecto del hábito, te libera de las creencias sobre ti mismo, es decir lo que tú piensas de ti siempre es una construcción que se desmorona y derrumba durante un viaje. No estoy hablando de un tour.

El viajero no es lo mismo que el turista

¿El viajero es más libre?
Sí, en un viaje vas decidiendo el destino, te dejas fluir y eso hace que te conozcas, tu capacidad de dejarte fluir y sepas cómo estás viviendo la vida cotidiana. Hay personas que marcan sus itinerarios y no pueden salir de ahí, de sus horarios, de sus costumbres. Muchas personas viajan queriendo comer lo de su casa, queriendo usar los mismos productos de limpieza de su casa.

¿Qué es el turista?
Es quien mira lo que le hacen ver mientras el viajero ve lo que hay, y es eso lo que fluye.

¿Qué enseñanzas tienes de este viaje?
Me han pasado tantas cosas que tengo una lista de instantes muy especiales y emotivos, muy iluminadores de la conducta y la esencia humana que incluiré en mi novela como instantes peruanos, desde Puno.

El Perú es tu gran aprendizaje
Muchísimo, llevo dos meses viajando y me ablandé; es decir, soy más de lo que fui.

¿Por qué?
En estos dos meses viajando por diferentes países (Chile, Bolivia, Perú y Ecuador), que me acercaron a mi esencia y me alejaron de la construcción con la que venía hecha.

Tu mejor experiencia de Perú
“Una de las experiencias más intensas fue cruzar el desierto con trochas impracticables de Arequipa (Perú) en una camioneta 4X4. El tipo que manejaba era un mil, nos llevaba por lugares difíciles para sortear algunas trochas muy malas, habían puntos que mirabas y pensabas; cómo sabe dónde está”.


César Vallejo escribió: “Me he sentado a caminar…” ¿El viaje es una reflexión?
Sin duda, es una reflexión hacia adentro para ser capaz de dejar de proyectarse afuera, y se sustituye por la observación, eso es lo interesante. Es ser capaz de mirar, de ver. Sentarse a moverse es una forma decir que uno es capaz de estar aquí, ahora, en cada instante. De detenerse en cada instante para seguir fluyendo. Moverse para que todo siga igual, pero hacia fuera, para el que sea capaz de captarlo. Eso es lo interesante, ver cómo se mueve lo interior para dejar de proyectar hacia fuera porque eso es nuestra gran limitación.


El eterno retorno
¿Tus novelas siempre recalan en lo existencial?
Si, y siempre tienen que ver con viajes; por ejemplo, Haru es el viaje de la vida, pero también hay un viaje simbólico. Una de las ideas se refiere a que para poder irse de un lugar antes hay que volver.

¿Y eso por qué?
Uno debe ser capaz de regresar a los lugares y reconocerlos con eso que uno aprendió para saber si quiso o no quiso irse, para terminar de irse.

¿Es lo mismo que cerrar los círculos?
Totalmente, si tienes una concepción circular del tiempo te das cuenta que estás atando una línea circunferente sin un antes ni después, sino que la coincidencia tiene que ver con el punto medio porque son rayos que parten de ahí. Esa conciencia de la coincidencia tiene que ver con la coherencia que no es universal, sino personal; es decir que sobre la coherencia muchas personas se atreven a juzgar, pero no sobre la coincidencia porque nadie sabe lo que le coincide a cada cual.

¿A qué te refieres con la coincidencia?
No admito forma de llegar a ser libres, sino a través de la coincidencia entre pensamiento, palabras y actos. Esa coincidencia, que es coherencia, permite ir enhebrando todos los puntos que hacen que tu vida pueda ser circular. En ese sentido, da lo mismo leerte en un lugar u otro porque eres lo mismo, eres quien eres. No eres dependiendo de quien tienes a lado.

¿Qué tan difícil es entender este planteamiento si estamos signados por ideologías y el consumismo que nos llevan a estar pendientes del qué dirán?
Eso es muy interesante porque, por un lado, es la opinión de los demás, lo cual nos remite a la proyección sobre la realidad, es decir tu proyectas tus imágenes ideas, creencias, convicciones y miedos sobre lo de afuera. Lo de afuera es todo, menos tú. Si tú proyectas tus miedos sobre lo que hay afuera tienes dos riesgos: equivocarte o equivocarte, porque siempre te equivocarás. No puedes proyectarte, solo tienes que observar para saber no para cambiar lo que tengas que hacer.

Pero también tiene que ver con la seguridad
Tanto el pasado como el futuro son invenciones, no existen. El pasado sirve para justificarnos.

El tiempo lo inventa el ser humano ¿Por qué?
Tenemos la tendencia a querer la seguridad y ésta  necesita las coordenadas del tiempo para proyectarse, entonces no puedes estar seguro de lo que puede pasar o de lo que pasó, y tienes que atarte. Así olvidamos el espacio y le damos más importancia al tiempo, tendría que ser al revés porque en el espacio se da todo, en cada instante. Si le damos más importancia a la dimensión espacial somos más libres porque no estamos proyectándonos ni justificándonos y diciend: “yo estoy acá por culpa de…”

¿Siempre busco responsables?
Siempre. Y el pasado lo traigo a colación para justificarme, defenderme y atacar, inclusive. El pasado es un asco, en ese sentido. El pasado sirvió para aprender y estar acá. El futuro es la eterna promesa para justificar. “Hoy no, pero mañana lo hago… dejo de fumar... busco trabajo… te soy fiel”. Es hoy o no es. La proyección es la eterna promesa que nos ata a una situación presente que no deseamos.

¿Eso destruye nuestra identidad?
Por completo, porque estás donde no quieres estar al creer que vas a dejar de estar. Eso es un drama porque te hace infeliz, igual que a quienes te rodean y crea esa energía inadecuada al estar ocupando el lugar de otra persona porque si no somos lo que somos, ocupamos el lugar del que podría estar contento ahí.

Otros datos

¿A qué edad dejas Argentina?
Casi a los 10 años, en 1973, cuando estábamos en toda la evolución a la dictadura y esa circunstancia aciaga de mi país; pero estoy regresando constantemente.

Última novela

Haru(Ediciones Catedral, 2016.  382 páginas) es su última novela, en la que la escritora, radicada en Barcelona, narra la historia de una chica que, al morir su madre, es enviada a un dojo a aprender la difícil disciplina del tiro con arco. “Me di cuenta de que Haru soy yo mientras leía la novela, no mientras la escribía”, afirma.

7/12/16

Jorge Duque Linares: “Hay que ayudar a descubrir el talento de los jóvenes”

Semanas atrás estuvo en Trujillo el motivador colombiano, Jorge Duque Linares, quien destacó la necesidad de que los adultos ayudemos a descubrir los talentos de los jóvenes para asegurarles el éxito en la vida.

¿Cuál es el panorama al que se enfrentan los jóvenes ahora?
Los jóvenes tienen muchos distractores, es la generación que viene, no la guerrera como la nuestra que nos tocó pasar necesidad muy serias y cuidábamos mucho el empleo. Hoy día el empleo no lo cuidan, no les interesa tener un trabajo. Además se conocen por internet y tienen amigos en todas partes del mundo, de un día para otro viajan de un país a otro sin dinero. Uno se preocupa a donde van a llegar, pero ellos ya tienen donde, arman comunidades, hermandades a través de las redes sociales. La verdad es que no tienen un propósito claro en la vida.

¿Cuál es el reto?
Los educadores tenemos la misión de sembrar en ellos los valores del servicio y la ayuda a los demás. Cuando un joven se educa en esta misión necesariamente va a triunfar en la vida.

¿Qué prevalece en ellos?
El problema de ellos es que tiene amor por el dinero. No digo que el dinero sea malo, es muy bueno; pero lo negativo es que se tenga amor por este. El dinero llega, es una consecuencia cuando uno se dedica a servir y ayudar a los demás. El problema es cuando ellos prefieren las cosas materiales que son las que determinan el estatus de la persona y se dejan desviar por ese propósito, lo que los lleva a terminar en cárcel, el hospital o el cementerio.

¿Cómo ayudarlos a despegarse del dinero?
Descubriéndoles los talentos, el arte de triunfar en la vida consiste en descubrir los talentos. El 80 por ciento de la población en el mundo nunca descubrió su talento. La mayoría empezó a hacer un trabajo porque le salió y se dedicó a hacerlo por necesidad, pero nunca les gustó lo que hacían; por eso lo hacían mal.

¿En qué deriva eso?
La consecuencia es que tenemos gobernantes mediocres, profesores mediocres, trabajadores mediocres, etc. porque la mayoría se acostumbró a hacer las cosas a medias. Solamente uno hace bien lo que ama, lo que le apasiona. La pasión acaba con todas las excusas.

¿Cuándo tiene pasión por lo que hace?
Cuando un joven descubre ese talento y le mostramos caminos diferentes para que sepa que no solo se triunfa pro la academia, sino también por el arte, el deporte o los negocios, entonces ellos tendrán distintas alternativas para seguir.

¿Y cuáles son esos talentos?
Son cinco talentos que, por lo menos, tiene cada persona. En algo eres el mejor del mundo, y sólo tú lo sabes. Cuando descubres ese talento y empiezas a realizarlo lo conviertes en tu fortaleza. Los seres humanos triunfamos por las fortalezas que tenemos, no por las debilidades.

¿Qué pasa cuando los padres se niegan a reconocer el talento de sus hijos?
Es el caso de Gastón Acurio, que es el mejor chef del planeta, cuyos padres lo mandaron a una universidad inglesa para que estudie Derecho. Sí él se hubiera dedicado a las leyes nos hubiéramos privado de comer los mejores platos. Su secreto es que él descubrió que su arte era la cocina y luchó contra los designios de su padre y se dedicó a hacer lo que le gustaba, por eso triunfó.

Entonces, ¿hay que educar a los padres?
Claro, porque de los padres de familia depende que los hijos descubran el talento, lo potencien y lo ayuden a realizarse como persona. De los padres de familia depende que los hijos logren despertar la conciencia. La única diferencia que existe entre el mejor estudiante y el último, es la conciencia. El mejor tiene conciencia de serlo y el último tiene una conciencia muy baja porque su autoestima está en el piso y ello depende porque sus padres y los padres se encargaron de derribarle.

¿Cuál sería la tarea de los maestros en este caso?
Lo ideal es que le levanten la autoestima al estudiante, que descubra su talento y que en la casa lo potencien. De esa manera no se imaginan a donde puede llegar el Perú.

¿Qué papel juega la calificación en este contexto?
La calificación descalifica, le evaluación devalúa. Cando un estudiante no puede responder no es porque no quiera, sino que no sabe qué responder, es que no ha aprendido. Cuando el mejor saca una nota baja se acostumbra a ella siempre y le parece que es normal, tanto así que pierde el año con una tranquilidad impresionante porque su conciencia no le determina su futuro. No tiene conciencia de quien es en la vida ni a donde va, le falta identidad.

¿Cuál es el rol de los docentes ante esa realidad?
El maestro tiene que empezar a verle las fortalezas. Los seres humanos triunfamos por las fortalezas, no por las debilidades. Para que una persona triunfe no necesita saber de todo. El que triunfa jugando fútbol no tiene que jugar básquetbol, debe dedicarse al fútbol, pero haciéndolo bien. La misión del maestro es verle las fortalezas y potenciarle, es decir que las debilidades ni siquiera evaluarles, si ya sabemos que le va a ir mal. Hay que colocarle buena nota en las fortalezas.

¿Cómo deben actuar los padres ante las calificaciones negativas?
Cuando los padres reciben la libreta de notas, normalmente se fijan en las materias desaprobadas, pero nunca las que aprobó, pese a que los niños van a triunfar por las que salió mejor. Si el muchacho sacó 10 en matemáticas y 15 en música, en vez de ponerlo con un profesor de matemáticas deberían reforzarle con uno de música.

¿Qué tan efectivo es esto?
En una conferencia del entrenador español Pep Guardiola dijo que en su país cuando un niño es bueno en fútbol y malo en matemática, le refuerzan el fútbol. Así sacamos futbolistas muy bueno. En cambio aquí hacen lo contrario y el menos no es bueno en ninguno de las dos materias.

¿Eso tiene que ver con la tradición histórica derrotista?
Claro, desde que llegaron los españoles, dijeron que nos descubrieron. Nosotros ya estábamos descubiertos, desde entonces los países de América del Sur hemos asumido una actitud derrotista, sin entender que podemos llegar a ser una potencia mundial.


El origen de la victimización

¿Qué nos caracteriza a los latinoamericanos?
Somos ricos en agua, en gastronomía y en otras que somos los mejores del mundo. Si aprendiéramos a aprovechar eso no nos imaginamos la cantidad de vuelos chárter de turistas de Europa viniendo al Perú para degustar la gastronomía y disfrutar en las playas porque la gente peruana, como en Colombia es muy amable. El secreto de la industria del turismo es la amabilidad y si la aprovechamos para bien nuestros hijos pueden llegar a ser los duelos de los hoteles más grandes del mundo, creciendo en todas las áreas porque el turismo es la industria es la que más dinero deja en el mundo.

¿Cómo cambiar esos esquemas marcados en los adultos?
Los padres deben enseñar a los hijos que nunca vayan a ser empelados, sino eso le pasa lo mismo al padre, se llena de temores que le anulan el talento. Tiene que pensar como empresario, ser empresario. Hay que enseñarles a vender desde los salones de clase. Es que la vida no le paga a uno por lo se sabe sino por la capacidad que tenemos de vender lo poquito que sabe. Si nuestros hijos venden muy bien lo que saben, así sea poco, seguramente van a triunfar.

¿La victimización es resultado de esos temores?
Sí, porque el temor es el que genera las víctimas, y se creen víctimas en todo. Hay que enseñar a los niños a ser guerreros, que sean autónomos, que tomen decisiones y asuman los riesgos, que sean auténticos, que no necesitan aparentarle a nadie, que sean conscientes y que tengan sueños, peor con los pis en el suelo, Y sobre todo que entiendan que cada quien se labra su propio fututo, nadie hace nada por nadie, ni el gobierno, el estado, ni la escuela. Uno se encarga de realizar su propia vida al descubrir sus talentos.

Hay que ser responsables de uno mismo…

Así es, enseñarles a creer en ellos mismos porque cuando uno cree va creando y descubran su talento. Si logro eso, entonces estamos seguros que van a triunfar.


Más datos

Cambia las vidas

Jorge Duque Linares es considerado uno de los mejores motivadores de Colombia. Lleva 16 años consecutivos dirigiendo el programa de televisión ‘Actitud positiva’ a través del cual le ha cambiado la vida a miles de personas. Por su trascendencia este programa es usado como herramienta didáctica en los colegios, lo que obliga a que lo vean los niños. Se encuentra en YouTube y se puede acceder libremente.

10/3/13

Sale a la luz libro "Más allá de los destinos"

 Una publicación que reúne crónicas y repoartajes, muchas de las cuales están en este blog, las que fueron seleccionados diligentemente e ilustradas con magníficas fotografías, de mi misma autoría. Mayor  información respecto al libro pueden encontrar en: https://www.facebook.com/sasagui10

14/9/12

Tayabamba, entre el oro y la leyenda.

“Bajo el cerro Pahuarchuco se esconde un lagarto mitológico, uno de cuyos ojos está en Collay, donde aflora un pequeño manantial; mientras que su cola sale en la laguna de Gochapita. El hoyo, que supuestamente es el ojo, es muy profundo y se sitúa en el patio de la casa de mi tía Alicia Mendieta, cuya hermana Alida, hace años, metió la pierna para comprobar cuan hondo es, y sintió que algo la jaló hacia abajo. Desde entonces quedó coja. Los antiguos dicen que al moverse el animal se produce un movimiento sísmico, como el ocurrido 11 años atrás y que sepultó la mayor parte del pueblo de Chiquiacocha”. Texto completo.

13/9/12

Destinos de la Semana Santa en La Libertad


La Libertad (Perú) ofrece diferentes alternativas para conocer y disfrutar durante los feriados largos, como la Semana Santa, desde naturaleza y escenificaciones en vivo de la pasión y muerte de Jesucristo, lo cual se complementa con la exquisita gastronomía de cada uno de los pueblos que guardan sus propios matices. Aquí les presentamos en ligero recorrido para que usted tenga en cuenta y disfrute con su familia o amigos. Texto completo.

17/12/11

El encanto abrigador de Pacasmayo


Es un día esplendoroso cuando caminamos por las estrechas calles céntricas rozando el cuerpo con las personas que vienen en sentido contrario, para no trastabillar en la pista. De tramo en tramo avistamos antiguas casas con estilo Republicano que resaltan el atractivo de Pacasmayo. Texto completo.

29/9/11

Gallos de pelea, una afición histórica

Guido Sánchez Santur

“Se puede ser caballero sin ser gallero, pero no se puede ser gallero sin ser caballero”. Esta es un máxima que la tienen muy presente los aficionados a las peleas de gallos, una tradición peruana que fortalece la identidad y que la misma Chabuca Granda le tributó un merecido homenaje a través de su canción ‘El gallo Camarón’.
Desde niño tuve curiosidad por estas fugaces batallas de gallos finos en los coliseos repletos de público, aunque nunca me atreví a apostar porque consideraba que eso era cosa de “de grandes o experimentados”. Texto completo.

30/8/11

El Bosque Petrificado de Talara

Dejamos atrás el intenso frío de Trujillo y amanecemos en la calurosa Talara (Piura) que nos recibe con sus abrigadores rayos de sol tropical. Después de un reparador desayuno, en base al incondicional pescado, proseguimos a Negritos (capital del distrito La Brea), situado a 13 kilómetros de la ciudad petrolera, a través de una carretera asfaltada.
Antes de ingresar a Negritos nos sorprenden unas enigmáticas formaciones geológicas plasmadas en aquellas elevaciones próximas al mar, ondulaciones cinceladas por las ráfagas de viento y las torrenciales lluvias que cayeron en los últimos fenómeno de El Niño. Texto completo.

29/7/11

Tras las huellas del Dios de las Montañas

Moche es tierra de mitos, leyendas y tradiciones, valores latentes en la memoria colectiva de los herederos de esa ancestral civilización que consolidó los cimientos de su imperio en base al barro y al algarrobo, con los cuales edificó templos y fortificaciones imponentes que hoy admiramos en la costa norte del Perú.
Cultores de la orfebrería, la arquitectura, la agricultura, la cerámica y grandes astrónomos guiaron sus ideales en torno al poderoso Dios de las Montañas, de quien dependían las lluvias, las buenas cosechas y los triunfos en las guerras; en consecuencia, le tributaban periódicos rituales y sacrificios humanos. Texto completo

Chulucanas, tierra de ceramistas

La expresión artística más tangible y evidente de los pueblos preincas fue la cerámica, a través de la cual expresaron sus actividades rutinarias, sus creencias y su cosmovisión del mundo mítico. Este arte también permitió conocer el grado cultural que alcanzaron.
La cultura Vicús que se asentó en el territorio de Chulucanas (Piura) tuvo un enorme auge cultural, irradiado a otras civilizaciones de menor desarrollo, tal cual se aprecia en su cerámica excavada en el cerro del mismo nombre, a tan sólo siete kilómetros al sur oeste de la ciudad. Texto completo.

28/7/11

Artesanía de la campiña, herencia de los moches

Cuando mencionamos la cultura Moche de inmediato nos imaginamos los grandes monumentos arquitectónicos, su cerámica, sus coloridos alto relieves, la Dama de Cao o el Dios de las Montañas; pero, junto a ese ingente legado de las antiguas civilizaciones que poblaron la costa norte, ahora encontramos una cultura viva, hombres y mujeres que heredaron sus saberes, en quienes apreciamos no sólo sus rasgos fisonómicos, sino ese quehacer artístico que continúa vigente en la historia contemporánea. Texto completo.

Cachicadán: un paraje de ensueño

“El siglo pasado, a causa del gélido frío en las alturas de Pasto Bueno y Tamboras (Santiago de Chuco), Zoila Gálvez Rondo padeció un reumatismo crónico que le entumeció las extremidades inferiores. Preocupado, su hermano Wenceslao, dueño de las minas de tungsteno ubicadas en esos lugares, averiguaba y buscaba la cura para este mal hasta que se enteró que en el balneario Cachicadán habían unas aguas termales con propiedades curativas.
No dudó y trasladó en andas a Zoila, en un recorrido de 100 kilómetros. Ya en este lugar la colocaron en una sábana y a diario, entre cuatro personas, la sumergían y la sacaban de una poza. Al cabo de tres meses la mejoría fue total y el acontecimiento fue celebrado a lo grande, con la reunión de toda la familia que vino desde muy lejos”. Texto completo.

La Huaca San Pedro y el Dios de la Pesca

La costa norte del Perú fue el escenario donde se desarrolló la Cultura Moche, y en toda su extensión hay indicios de su presencia; por eso, no es de extrañar que en el ámbito de Chimbote encontremos evidencias de asentamientos precoloniales.
Esto nos despertó la curiosidad y enrumbamos a la tierra de la pesca, ese puerto mundialmente conocido por la exportación de harina de pescado. Nos sorprendió que en la parte alta, a la altura del vivero forestal, se levante una construcción preinca en adobe, que se resiste a sucumbir pese al avance de las edificaciones modernas.
Huaca San Pedro, esa es la denominación que recibe por ubicarse en el sector del mismo nombre y que, sin tomar en cuenta su importancia histórica, en algún momento se construyó, en su cima, una estructura con material noble, cuyos restos aún quedan. Texto completo.

Adrenalina y sosiego en el vivero forestal

 
Una extensa área verde, con enormes árboles entre los que destacan los pinos; una quieta laguna con sus coloridos botes que la surcan y niños que se entretienen dándole de comer a una bandada de patos, o persiguiendo a un pingüino. Estas son algunas escenas que observamos a diario en el Vivero Forestal de Chimbote.
Llegamos al mediodía, abrasados por un radiante sol, pero refrescados por las corrientes de aire que genera el pequeño bosque en el que anida una variedad de aves, como los colibríes que nos alegran la estancia, con su rítmico batir de alas mientras succionan la miel de alguna flor. Texto completo.

21/5/11

Los camélidos más elegantes del Perú

Es una tarde abrigada por un sol abrasador, leves ráfagas de viento que acarician el rostro, un cielo resplandeciente y una verde explanada que se pierde en el horizonte, donde habita una de las especies de camélidos sudamericanos más sorprendentes, pero que están en situación de peligro. Lo más interesante es que estos mamíferos silvestres los tenemos en La Libertad, en la Reserva Nacional de Calipuy.
Se trata de un animal silvestre, elegante, de huesos finos, con una altura aproximada de 1,60 metros y un peso de entre 100 y 140 kilogramos. Es un camélido del grupo de los auquénidos, revestido por un pelaje más largo que el de la vicuña, pero menor al de la alpaca. Es grueso, color rojizo y de excelente calidad.
Texto completo.

20/5/11

El rodal más denso de Puya Raimondi


Es mediodía y hemos llegado a una extensa explanada entre los 3600 y los 4.000 m.s.n.m., abrigados con un sol resplandeciente, bajo un cielo azul intenso, moteado con raleadas nubes; pequeñas ráfagas de viento nos golpean el rostro mientras avanzamos, intentando sobreponernos a la agitación del corazón y la falta de aire a causa de la altura.

Nos encontramos dentro de las 4500 hectáreas del Santuario Nacional de Calipuy, donde se protege el rodal más denso de la Puya Raimondi, especie vegetal en peligro de extinción que lleva el apellido del naturalista italiano Antonio Raimondi, uno de sus primeros estudiosos. Texto completo.

29/3/11

Nueva ruta por el ande liberteño

La diversidad es una de las características principales del territorio peruano, que se expresa en las diferentes manifestaciones culturales de cada pueblo, y en la biodiversidad dada por las 84 zonas de vida que posee, de las 108 existentes en el mundo; además de los 28 climas que tenemos, entre los 32 identificados en el planeta.
Lo interesante es que parte de esta diversidad está al alcance de todos aquí mismo en La Libertad. Sólo tenemos que animarnos a dejar la atiborrada ciudad y desplazarnos hacia los parajes naturales que nos invitan al relax y al descubrimiento de una forma de vida más sosegada. Texto completo.

15/2/11

Mocollope, un mundo por descubrir


Una frondosa alameda de viejos ficus, de unos 1,8 kilómetros a manera de una portada verde y fresca, nos lleva desde el desvío de la carretera Panamericana hasta lo que fue esa imponente ciudad Moche, construida a la sombra de un cerro, idéntica a las Huacas del Sol y La Luna.
Estamos en el impresionante complejo arqueológico Mocollope, situado en el distrito Chocope, en la provincia de Ascope, a menos de 45 minutos de Trujillo, y al que se llega a través del que fue el antiguo camino a la hacienda casa Grande.
Tan luego pisamos esa explanada que antecede a las estructuras de adobe un halo de energía nos invade, como si viniera de aquella montaña sagrada en la que se habrían desarrollado rituales en honor a sus dioses. Texto completo.

8/2/11

Misticismo en El Brujo

El sol despliega sus candentes rayos solares, mientras nos aproximamos a la plaza ceremonial, situada en un promontorio. Cuando llegamos a la parte más alta nos sorprende un sonido que al principio no sabemos de dónde sale, aparentan pututos soplados levemente. De pronto nos sobrecoge un ligero temor. “Son las botellas vacías y los carrizos que suenan con la corriente de aire”, nos tranquiliza Régulo Franco Jordán, director del Complejo Arqueológico El Brujo, quien hace las veces de nuestro guía.
Ya en la cima avistamos, casi al mismo nivel, la Huaca Cao Viejo y un poco hacia abajo al Museo de Sitio. Volteamos la mirada al centro de la plaza ceremonial, y ahí está el curandero con su indumentaria colorida, propia de los sacerdotes moches, con los brazos levantados y la mirada orientada al firmamento. Texto completo.

La milagrosa acupuntura


Para cualquiera que observa una docena de agujas en la piel de una persona le escarapela el cuerpo o le produce una sensación de dolor ajeno. Contrariamente, el que las tiene no percibe nada de ello, más bien experimenta una relajación de su cuerpo y una calma a sus dolores corporales.
A esto se llama Acupuntura, del   latín:   acus  (aguja)   y   punctukra  (punzada, es decir una “técnica terapéutica consistente en clavar agujas en puntos determinados del cuerpo humano”, según la Real Academia Española. Texto completo.
 

Featured

Peru Blogs